¿Qué es una cartera de inversión?

La cartera de inversionesportafolio de inversiones, es el conjunto de activos financieros en los cuales se invierte.

Una cartera de inversiones, en general, está compuesta por una combinación de algunos instrumentos de renta fija y renta variable, de modo de equilibrar el riesgo. Según algunos, una buena distribución de la cartera de inversión reparte el riesgo en diferentes instrumentos financieros como son: acciones, depósitos a plazo, efectivo, monedas internacionales, bonos, bienes raíces, fondos mutuos entre otros. A esto se le conoce como diversificar la cartera de inversiones.

Consejos para conformar una buena cartera de inversión

A la hora de realizar inversiones, ya hemos hablado mucho de tips o consejos varios para hacer las cosas bien. Asimismo, tenemos que tener en claro muchos conceptos básicos antes de adentrarnos en el riesgo de la colocación de capitales.

En esta ocasión, queremos aclararles algunas cosas antes de que se adentren en inversiones:

  1. Invertir siempre bajo un objetivo definido: no se debe quieren invertir sólo porque sí, siempre se debe tener en claro para qué, así el asesor podrá ayudarlo. Por ejemplo, no es igual invertir para comprar un coche, para la educación de nuestros hijos, o para nuestro retiro dentro de 30 años.
  2. Primero el riesgo, luego el rendimiento: dejemos de mirar sólo el número que está antes del “%”. Muchos miran las tasas de rendimiento más atractivas y ni siquiera miden el riesgo que estas conllevan. A veces, el riesgo es tanto que excede la capacidad de perder dinero, antes de recuperar o ganar.
  3. Diversificar inteligentemente: además de poner los huevos en distintas canastas, en cada una de ellas habrá que abrir el abanico de oportunidades. También debemos buscar que nuestra diversificación tenga sentido, con esto queremos decir que una cartera de acciones no puede estar diversificada en empresas del mismo sector, sino en distintas actividades económicas.
  4. No tratar de ganarle al mercado: Los fondos que logran “ganarle al mercado” lo hacen de manera consistente y en el largo plazo. Con esto queremos decir que, estas rentabilidades que superan al 40% anual, y hasta menores pero excesivas, son sólo por poco tiempo, y decaerán y se estabilizarán más bajo a largo plazo.
  5. No buscar el “momento ideal” para entrar o salir: si uno permanece en el tiempo, generará mejores resultados, que si está buscando entrar y salir constantemente del mercado. Al entrar o salir constantemente del mercado incrementa los costos de inversión y el riesgo.

Estos fueron algunos de los consejos para lograr que su inversión prospere. Además recuerde que, para poder obtener una alta rentabilidad, tendremos que estar dispuestos a ver caer nuestros valores en hasta un 50% o más.

Deja una respuesta