Publicidad

Que bonos permiten ganar con el acuerdo con holdouts

Aunque parezca imposible o lejos de pasar, un acuerdo entre elGobierno y los holdouts, de haberlo se puede ganar comprando bonos siempre que se resuelva con los holdouts. Mientras los inversores buscan oportunidades a partir de las “curvas de rendimientos” y hay ciertosbonos que permiten tener ganancias si se da un acuerdo con los holdouts.

La experiencia dice a más largo plazo de vencimiento mayor tasa de rendimiento. Si bien el actual escenario dicha relación de rentabilidad está invertida, así y todo se puede invertir en ciertos papeles en medio del conflicto con los fondos buitre y el default técnico de la Argentina.

Boden y Bonar:

El Boden 2015, que vence en unos 14 meses, ofrece un retorno del 14%, similar al retorno del Bonar 2024, que comenzará a amortizar cuotas de capital en 2019 y vencerá en 2024. Por lo que a mayor plazo, más alto será el rendimiento, compensando el aumento en el riesgo.

Bueno así debería ser y no es en el mercado local. Se debe a que la deuda soberana de Argentina sufre el “efecto Griesa” en la curva de rendimientos de tasas de interés. Algunos se rascan la cabeza sobre el por qué un título a mayor plazo no refleja un retorno ante el mayor riesgo. Se debería a la proyección negativa para el corto plazo y una mejoría en el mediano y largo plazo.

Lo que reflejaría que, los inversores creen que en los próximos meses sería más difícil cobrar, ante las demoras legales por implementar los pagos. Por lo que están tratando de cubrirse durante dicho periodo. Lo que genera que busquen un rendimiento mayor por su inversión.

Algunos señalan que no solo sucede en la Argentina, también en el mercado internacional se da cuando los capitales tienen incertidumbre que ven sobre los bonos cortos, al creer que pueden ser los primeros en ser golpeados. Considerando que si algo puede suceder inminentemente, afectaría menos a los títulos con vencimientos a largo, si bien saben que siempre que llovió paró.

Curvas de Rendimiento:

Algo que es una regla para cualquier analista financiero es basar sus recomendaciones de inversión en las “curvas de rendimientos”. Sobre los bonos, cada punto de la línea es asociado a la tasa relacionada con el plazo de vencimiento del bono. Existen condiciones normales, en los que la curva actua de una forma conforme el tiempo que falta para cancelar el rendimiento.

-Además hay otro factos, son las expectativas de los inversores sobre la evolución futura de la economía. si la curva refleja una pendiente en ascenso es positiva, y el mercado está normal. Reflajando una expectativa favorable de la economía y los bonos más largos rendirán más al haber mayor riesgo.

-Si la curva tiene una pendiente en descenso puede ser negativa o invertida, los inversores tienen temor más por el corto plazo que por el largo plazo. Los títulos más cortos los que mayor renta ofrecen.

Bonos Argentinos:

Los bonos en dólares, la curva de rendimiento de los bonos por la tasa exigida por los inversores, refleja una pendiente negativa, nada bueno para el mercado y más a corto plazo ya que el desacuerdo puede empeorar si se suman nuevos bonistas, y si se activan la cláusula “cross default” y, se pida la “aceleración” de todos los bonos.

Lo que termina influyendo sobre los precios de los títulos “cortos” como el Boden 2015, el Bonar X y el Global 2017. Que ofrecen rendimientos promedio del 14%, y los bonos del tramo “medio” y “largo” de la curva ofrecen el 10% de rendimiento.

Bonos Bajo Acuerdo:

Según los operadores si hay acuerdo con los buitres se reducirá la incertidumbre, el precio de los bonos y la tasa caerá. Además de ser una buena oportunidad para ganancias para los que tengan títulos a corto, con vencimiento en 2015.

En caso que el rendimiento retroceda al 10%, el Boden 2015 alcanzaría los 1.100 pesos y los inversores podrían obtener ganancias del 11%. Los bonos Par en dólares, también permitirían ganancias si las condiciones del mercado lo permiten. Los ahorristas o onversores que apunten a títulos de vencimiento más largo, el Bonar X o el Bonar 2024 son ideales.

De haber acuerdo sobre el default podrán ganar, al subir la cotización de estos títulos. Y si se diera una aceleración igualmente ganarían. Al cobrar anticipadamente el capital más los intereses acumulados hasta su vencimiento en 2038.

La curva de rendimientos, deja ver que los bonos cortos se ven influenciados por el default y los holdouts. Y en la ganancia exigida por los inversores para tomarlos. Cuyos rendimientos en los papeles fue cayendo. Al existir incertidumbre de un empeoramiento en el desacuerdo, los inversores optaron por desprenderse de sus bonos de corto plazo. Lo que hace caer sus precios y por ende sube la tasa de interés, siendo lo que implica un alto riesgo de tenerlos en cartera. Por lo que capital que huye sirve para otra inversión……….

Actualmente el mercado convive con un alto grado de especuciones, lo que se ve en la alta rentabilidad que ofrecen los bonos de corto plazo. Normalmente los títulos a corto rinden menos que los de largo. Pero se da una distorsión en los precios. Por lo que señalan como anormal que los bonos que vencen en los próximos 2 años rinden más del 12% en dólares. Ante esto, los activos de largo plazo se volvieron un refugio.

El Boden 2015, pasa por ciertas incertidumbres relacionadas por ejemplo con la falta de dólares para pagar el capital al vencimiento, ante un default y un posible canje de bonos, esto estiraría el pago del capital en el tiempo.

Que Tipo de Default Largo o Corto:

Algunos no tienen dduas sobre que existe un default, pero se preguntan qué tipo de default, si es un default breve, o un default largo. Por ahora el mercado reflejado en el precio de los activos, cree en un arreglo con los holdouts y fondos buitre. Los inversores se guian por el precepto de que “los costos de un default prolongado son mucho más elevados que los beneficios, y a eso es lo que apuestan los inversores”. Mientras dure el deacuerdo, la volatilidad seguirá alta así que cuando hay rumores de acuerdo con los holdouts, las cotizaciones pueden subir un 20% y si no es así puede caer el 20% o más. Por lo que una vez que se de el acuerdo, la curva de bonos volverá a la normalidad, y el mayor plazo se pagará a mayor tasa.

Publicidad

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *