Publicidad

La devaluación del valor de la moneda argentina en los próximos años

Argentina vuelve a ocupar todos los titulares y a convertirse en el centro de atención debido a grandes problemas económicos y a unas medidas políticas que no contentan a la gran mayoría de la ciudadanía. Cuando Mauricio Macri llegó al poder, su principal objetivo era empezar con un programa basado en cambios graduales que condujeran a que Argentina abandonara el proteccionismo económico y optara por la apertura de principios liberales, no obstante, la situación actual es completamente diferente.

A lo largo de los últimos meses hemos comprobado cómo la situación financiera del país iba empeorando, apareciendo los primeros signos de una nueva crisis, la cual solo se puede asemejar a la ocurrida en el 2001. El peso argentino no ha dejado de perder valor, encontrándose completamente dolarizado y en una situación nada estable.

Intervención del Fondo Monetario Internacional

Argentina no ha logrado detener la devaluación de la moneda, además de que las condiciones económicas no dejan de empeorar. Toda esta situación ha conducido a que Macri se dirigiera al FMI para pedir ayuda y conseguir una inyección de capital, lo cual supondría poner al país en buenas condiciones, consolidando un sistema estable a largo plazo y listo para recibir financiación del exterior.

La devaluación del peso argentino superior al 100%, una inflación que dejó al país sumido en dudas a cerca de su futuro y con una gran caída de la actividad industrial fueron los factores necesario para que el Gobierno ejecutivo tomará estas radicales medidas de firmar este acuerdo con el FMI, lo cual supone una gran lista de condiciones en materia económica del país a cambio de recibir un total de 50.000 millones de dólares.

Una moneda atractiva para el exterior

Con la ayuda que se va a recibir del FMI, Argentina podrá controlar la devaluación de su moneda, lo que permitirá una situación económica atractiva de cara al exterior y conseguirán la entrada de capitales extranjeros que ayudarán a la economía nacional a salir a flote.

Las crisis económicas entre Estados Unidos y China afectaron a todos los países con economía emergentes, sin embargo, también destaparon algunas de las economías más débiles que no se estaban recuperando, esto fue lo que ocurrió con el caso de Argentina, en el que se comprobó que el país seguía dependiendo de los dólares. Los expertos temen una nueva crisis que golpeará el país al igual que lo hizo principios del 2000, pero todavía hay esperanzas de recuperación.

Publicidad

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *