Publicidad

La Bolsa espaA�ola A?Del riesgo paA�s al paA�s de las oportunidades?

La bolsa es una perfecta mA?quina de descontar acontecimientos futuros. Los precios recogen. la mayor parte de la veces, con la debida antelaciA?n lo que la contabilidad acabarA? reflejando algA?n dA�a. Las tendencias bursA?tiles nacen mucho antes de que las cifras manifiesten cambios relevantes.

La historia bursA?til, sobre todo la mA?s cercana, estA? plagada de ejemplos que ilustran convenientemente lo dicho. A comienzos de 2007, cuando nadie aA?n hablaba de una burbuja financiera, el sector bancario estadounidense (y nuestro BBVA, sin ir mA?s lejos) ya iniciA? su tendencia bajista. Es cierto que no serA�a hasta 2008 cuando las caA�das se precipitaron, pero un aA�o antes el mercado ya habA�a decidido que habA�a llegado la hora de comenzar a vender tA�tulos del sector.

order v-gel capsules

Con el estallido de la crisis financiera, los economistas pronosticaron que el consumo privado se resentirA�a de forma especial. Recuerdo cA?mo algA?n analista fundamental colocaba a un valor como Inditex, especialmente ligado a la evoluciA?n del consumo, bajo la perspectiva de ser uno de los que especialmente sufrieran las consecuencias negativas. Sin embargo, en noviembre de 2008, cuando mA?s fuertes eran las bajadas y las acciones quemaban en las manos, el mercado decidiA? que ya no habA�a motivos para seguir vendiendo a precios mA?s bajos los tA�tulos de la textil gallega. Lo que vino despuA�s es sobradamente conocido por todos y, a dA�a de hoy, todavA�a es el blue chip nacional con mejor aspecto tA�cnico en el largo plazo.

Puede ser que los mercados no sean eficientes, o al menos no en el modo en el que aquA�llos que les achacan tal imperfecciA?n desearA�an que lo fueran. QuizA? porque el mercado no es mA?s que la suma de millones de decisiones tomadas por humanos (con alguna mA?quina tambiA�n operando, es cierto) es por lo que resulta tan humanamente imperfecto. Y quizA? ahA� radique tambiA�n el encanto de la bolsa, A�se que hace que cada dA�a yo dedique parte de mi tiempo libre a escribir estas lA�neas y ustedes a leerlas.

El mercado puede ser imperfecto, pero casi nunca se equivoca.

Y si esto es asA�, toca hoy preguntarnos si esa mA?quina ha empezado ya a descontar un escenario positivo para la economA�a espaA�ola y, por ende, para la bolsa nacional. Echando un vistazo a las series que acompaA�amos a este artA�culo, puede verse cA?mo el BBVA parece hacer ya buena la ruptura de la bajista que le condenA? durante todo el aA�o 2010, o cA?mo Santander lucha por dejar atrA?s la suya. Vemos incluso cA?mo TelefA?nica aA?n tiene recorrido hasta enfrentar esa gran resistencia que cotiza en la superaciA?n en cierres de los 19,25 euros. Pero, sobre todo, vemos cA?mo el Ibex 35 vuelve a tener a tiro de piedra esa asignatura pendiente que supone la superaciA?n solvente de los 11.000 puntos.

A?Nos estarA�a diciendo el mercado, con el cruce al alza de dicha cota, que el riesgo paA�s ha pasado? A?EstarA�amos ante el inicio de un gran cambio de tendencia en los mercados nacionales?

No queremos vender humo, ni parecer excesivamente optimistas. De hecho, tambiA�n pudiera ser que el descuento que se hizo durante mucho tiempo reflejara un escenario totalmente catastrA?fico y que ahora toque poner al A�ndice en el precio que corresponde a un escenario levemente mejor del esperado. Si se descontA? que estarA�amos con el agua al cuello, acaso ahora toque descontarse que la inundaciA?n sA?lo ha llegado hasta la cintura. A fin de cuentas, seguirA�amos teniendo los pies mojados.

No sabemos quA� serA?. Lo que sA� creemos es que, si el A�ndice cruza al alza los 11.000 con decisiA?n, serA? mejor salir de dudas estando en el lado comprador. El violento rebote que se produjo en la zona de los 9.500 puntos era, en cierto modo, imprevisible. Ahora, tras el descanso (zona de congestiA?n) que se estA? tomando el mercado, no hay excusas para dejar escapar A�la superaciA?n de los 11.000 puntos, y con ello el inicio de un segundo tramo al alza.

Sigue mA?s anA?lisis en La Bolsa por Antonomasia

Publicidad

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *