Publicidad

La Bolsa de Comercio pierde en el último bimestre todo lo ganado en el año

bolsa de comercio de buenos airesEl dinero vuela, se esfuma. Eso lo dice cualquier ama de casa, pero tambien, los corredores de bolsa. Y eso se ha visto en el último bimestre Mayo-Junio, donde el Merval ha perdido todo lo ganado en lo que va de 2013, que había empezado muy esperanzador. Así, la situacion cambió abruptamente en el último bimestre, lo que llevó al Merval a borrar de un plumazo casi 30 puntos porcentuales de la ganancia acumulada en los primeros cuatro meses del año.

La crónica es la siguiente: en mayo, la bolsa porteña descendió 9,2% mientras que junio lo cerró con una caída de 14,7%, convirtiéndose en el peor mes del año. De está forma en sólo 60 días se borraron prácticamente la totalidad de las ganancias acumuladas hasta abril de 34,7% y actualmente quedaron en 4,3%.

El Comienzo de la Caída

El panel de acciones líderes comenzó el año con alentadoras subas en el marco de un contexto internacional más calmo y en el medio de la incertidumbre por el precio ascendente del dólar paralelo. Asi, la escalada del dolar blue tracciono hacia arriba el precio de las acciones.

Pero luego de que el 7 de mayo el equipo económico anunciara el lanzamiento de un blanqueo de capitales el blue tocó el máximo histórico de $ 10,45 desencadenando el comienzo de una fuerte embestida del Gobierno para bajar el precio. La medida consistió básicamente en que organismos oficiales que poseen títulos públicos y acciones salieran a venderlas para que baje el precio del contado con liquidación e indirectamente impacte en la cotización del blue. El resultado fue bueno para el mercado cambiario (el precio del dolar blue se desplomó), pero golpeó con todo a la plaza bursátil en general, y al Merval en particular.

Estas ventas masivas de acciones por parte de los Organismos estatales (léase, ANSES) en la bolsa porteña provocó que muchos inversores decidieran desprenderse tambien de algunos activos, lo que contribuyó a que la caída del Merval se profundizara. El contexto internacional tampoco ayudó: el pasado 20 de junio la Reserva Federal de Estados Unidos le puso fecha de vencimiento a los estímulos al anunciar que espera desacelerar el ritmo de compras de bonos más adelante en el año y finalizar el programa alrededor de mediados del 2014.

Un segundo semestre sin grandes perspectivas

Los analistas no esperan un mejor segundo semestre, aunque resaltan que todo dependerá de cómo evolucionen las economías de EEUU y China. La primera mostró señales de mejoría pero hay que ser cautos debido a que depende de la solidez con la que avancen la Fed cumplirá o no con lo anunciado. Mientras tanto, de a poco, las miradas comienzan dirigirse con preocupación al continente asiático en donde el temor por una crisis de liquidez en China derrumbó a las principales acciones a su nivel más bajo en casi cuatro años y medio.

El Banco Central chino viene drenando liquidez del sistema con el objetivo de cortar la financiación del sistema bancario a la sombra y reducir los flujos monetarios especulativos, dirigidos principalmente al sector inmobiliario.

Publicidad

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *