Publicidad

Defaultear o no defaultear esa es la cuestión

Holdouts: que activos argentinos podrian embargar en el exterior

Como si fuera un interrogante shakesperiano la Argentina se enfrenta al dilema existencial-en lo económico- si defaultear o no defaultear esa es la cuestión, diría Shakespeare y es lo que se deben estar preguntando entre la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner, el ministro de economía Axel Kicillof y el titular del Banco Central Juan Carlos Fábrega tras el fallo en contra de la Corte Suprema de EEUU y a favor de los holdouts y de los fondos buitre. Además claro de las consecuencias negativas de defaultear en los mercados.

Por lo pronto el ministro de economía Axel Kicillof le toca anunciar cual es la estrategia del Gobierno, algunos creen que desacatará el fallo de la Corte Suprema que rechazó tomar el caso de los holdouts con lo que obliga al país a pagar toda la deuda a los bonistas que decidieron no ingresar al canje de bonos de deuda, es decir que no se sometieron a la reestructuración de la deuda.

Además de tener que pagar el Gobierno el 100% de la deuda a los holdouts mientras estos pueden pedir el embargo de activos estatales en el exterior. Lo que complica y perjudica a la Argentina y pone al Gobierno entre la espada y la pared y con la espada de Damocles sobre la cabeza……..

Una de las opciones es la de buscar un nuevo lugar de pago para los bonistas que ingresaron al canje, ya que debe seguir pagándoles enviando los fondos a Nueva York pero corren el riesgo que dichos fondos puedan embargarse por pedido de los holdouts que no ingresaron a la reestructuración de la deuda y que quieren cobrar el 100% de la misma.

Las Posibles Estrategias del Gobierno:

Además de decidir si defaultear o no defaultear en medio hay otras opciones

Pagar Bajo Acuerdo Pero No el 100% de la Deuda:

Aunque aparece como primera opción puede que sea la que se imponga a la larga aunque antes se manejen otras, pero sin dudas tratarán de cualquier forma de no pagarles toda la deuda, ya que aunque quisiera Argentina no dispone o mejor dicho dispone de esa cantidad de dólares pero a riesgo de dejar vacias las arcas ya que equivale el monto a pagar a más del 50% de las mismas, además del riesgo de que reclamen los otros tenedores de deuda cuyo monto es hasta 10 veces mayor que lo que debe pagar ahora.

Patear la Pelota Para Adelante:

Esta es una de las opciones que puede obtener si del otro lado son flexibles, por lo que bien podria solicitar que reconsideren el fallo lo que en inglés ssería un “rehearing”. Así podrían disponer de 25 días en los que podría presentar su última apelación. Aunque las chances que el Tribunal Supremo la acepte son casi nulas por el alto porcentaje de rechazo de estas apelaciones, igualmente podrían ganar tiempo y postergar el default ya que el vencimiento de pago, es el 30 de Junio de este año. Si se diera otro fallo negativo se lo tomaría como un default de pago (no técnico) en caso de no lograr más tiempo y vencer el plazo.

Decidir No Pagar y Defaultear:

Esta es la opción más arriesgada la de un nuevo default para ir a un nuevo canje de todos los bonos originales que tienen los holdouts. Para esto la firma de abogados representantes del país es que la Argentina se vea como una víctima de la justicia estadounidense. Tratando que se vea como un default empujado por la Corte de EEUU.

De esta forma, la Argentina “no se encontraría bajo ninguna restricción legal que le impida reestructurar la totalidad de ladeuda en default, tanto la vieja como la nueva”. Ya que si el Gobierno no pagará, consideran que “tiene una opción para poder salir del problema: intentar acordar con algunos tenedores a través de una jurisdicción que no sea la de Nueva York”.

La dificultad se da en que debe haber un consentimiento del 85% del capital y un mínimo del 66% en cada serie de bonos además de que la Corte de Apelaciones de EEUU no crea que se trata de un desacato.

Pagar Sin Consentimiento:

Una de las opciones es seguir pagando a los que aceptaron el canje aunque no exista consentimiento y los bonos seguirán en Nueva York, es decir sin pasarlos a Buenos Aires.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *